Para leer a Hannah Montana (una revisión al alza de Mattelart y Dorfman)

Han pasado casi 40 años desde que Armand Mattelart y Ariel Dorfman publicaran el controvertido Para leer al Pato Donald, Comunicación de masa y colonialismo (1972). Aquella mirada neomarxista sobre los personajes Disney y sus relaciones personales, casi siempre basadas en una especie de contrato mercantil que excluía los lazos sanguíneos y afectivos primarios, venía a explicar con lucidez uno de los mecanismos que utilizaba el imperio para autorreplicarse. Así, desde la más tierna infancia, los occidentales americanizados asimilábamos los complejos engranajes que movían nuestro sistema de valores sobrevenido.                                                                                                                               La maximalización de todo ello puede resumirse en el proceso evolutivo de China, un país comunista que va camino de convertirse en la primera economía capitalista del mundo. Entre tanto, la obra de Mattelart y Dorfman quedaba poco a poco sepultada por los cascotes de la Perestroika mientras la factoría Disney perpetraba nuevas estrategias acordes con la idea, siempre imprecisa, de  posmodernidad.                                                         La complejidad clásica de los personajes Disney y sus extrañas relaciones familiares alcanzó, ya en pleno siglo XXI, un nuevo hito con Hannah Montana. A los estudiosos de las grandes series que nos ha dado la industria americana en los últimos tiempos se les ha escapado viva la oportunidad de teorizar sobre la niña cantante y, con ello, la posibilidad ofrecer al mundo una revisión alza de la obra de Mattelart y Dorfman. Aunque tarde, aquí va mi contribución a la causa:

Inversión-confusión entre realidad y ficción

Hannah Montana y su papá son Hannah Montana y su papá. Parece increíble pero es así. Sin duda no se trata de la primera vez que un padre y su hija televisiva son padre e hija también en la vida real. Pero aquí la factoría Disney no se limita a ofrecernos de saldo este recurso retórico. Billy Ray Cyrus, el papá de Hannah, o sea de Miley, era una figura secundaria del country que deviene en padre-manager de la niña prodigio que asombra al mundo. Hannah, o sea Miley, o sea, la niña prodigio que asombra al mundo, pasa de ser un personaje de ficción a asombrar al mundo realmente. El personaje se hace real. Ya da igual Hannah o Miley. La estrella de mentira es estrella de verdad. Miley crea a Hannah y después Hannah crea a Miley. El círculo se cierra mágicamente mientras Billy Ray resurge de sus cenizas demostrando al mundo 2.0 que todo padre tiene derecho a vivir de sus hijos; a inventar para ellos un rol que retroalimente el sistema. La imagen del Tío Gilito, haciendo cavar a los sobrinos de Donald para desenterrar el cofre del tesoro y llenar con más oro su ya desbordada caja fuerte, se queda en nada ante este nuevo filón.

Miley vs. Hannah (del peluche rosa a la cacha pura y dura)

Va y la mata.                                                                                                                                             Billy Ray vuelve a la canción. Se pasea por los Late Night. Llena los escenarios de aforo medio. Hace duetos con su hija estrella.                                                                                    Miley vuelve a ser Miley. Hannah es un recuerdo. Un instrumento.                                         El sistema permanece.

(Hannah y Billy Ray cantando juntos como si estuvieran en casa)


Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cultura Audiovisual y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Para leer a Hannah Montana (una revisión al alza de Mattelart y Dorfman)

  1. Pingback: Articulo Indexado en la Blogosfera de Sysmaya

  2. Pingback: Bitacoras.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s